Trasplantar un Bonsai

Como y Cuando trasplantar un bonsai

Trasplantar un bonsai puede llegar a planterarnos muchas dudas, y a veces, sobre todo en principiantes, puede llegar a parecer una tarea difícil. Sin embargo, con la practica y algunos consejos que a continuación mostramos veremos que es una tarea sencilla aunque esencial.

Los Bonsais necesitan ser trasplantados de vez en cuando para acomodar las raíces que van creciendo al mismo ritmo que la parte aérea. Sustituiremos el sustrato, que con el tiempo pueden endurecer y hacer difícil que el agua drene de forma correcta.

Si el bonsai no se trasplanta en el tiempo apropiado puede llegar a enfermar o morir.

El proceso de trasplante es también un buen momento para remodelar el bonsai y podar las raíces, las cuales pueden ayudar a que su bonsai crezca y permanezca más saludable.

Cuando trasplantar un Bonsai

Es hora de trasplantar su bonsai cuando las raíces superan el tamaño de la maceta en la que está actualmente que llegan a asomar por los agujeros de drenaje, o cuando notes que el agua se queda en la superficie del sustrato sin llegar a drenar.

Esto indica que el suelo se ha endurecido y ya no permite que el agua drene correctamente. Como guía general, deberemos trasplantar una conífera joven de hoja perenne cada dos o tres años y un árbol adulto cada cinco años.

Los árboles jóvenes de hoja caduca los trasplantamos una vez al año y los árboles adultos cada dos o tres años.

trasplante bonsai

Las condiciones ambientales y climáticas servirán también como directrices para la frecuencia necesaria de trasplantar. Los árboles crecen más lentamente cuando viven en climas más duros, por lo que no necesitan ser replantados tan a menudo.

El trasplante se debe hacer en un momento en que el daño al árbol sea el mínimo posible. Las mejores épocas son a principios de la primavera, antes de que los brotes surjan, o a principios de otoño, después de que los brotes maduran.

Estos períodos de tiempo también promoverán el crecimiento rápido de las raíces recién podadas. Si usted decide trasplantar su árbol en un momento diferente a estos dos especificados, debe tener cuidado de podar las raíces lo menos posible.

Trasplantando el Bonsai

Antes de comenzar el proceso del trasplante, debemos reducir la cantidad de riego del bonsai porque el proceso del trasplante es más fácil si el sustrato está seco o poco humedo. También ayuda a minimizar el posible daño a las raíces.

El trasplante debe hacerse con bastante rapidez o las raíces pueden llegar a estar demasiado secas.

Antes de sacar el árbol de la maceta, es importante ver si ha sido alambrado al fondo de la maceta. Usted debe cortar cualquier alambre expuesto que encuentre antes de proceder con el trasplante.

Tenga cuidado al quitar su bonsái de la cerámica para asegurarse de que usted no daña ninguna de sus raíces finas.

Para las coníferas de hoja perenne más jóvenes, será necesario reemplazar aproximadamente la mitad del suelo; para los árboles adultos, reemplace aproximadamente un tercio del suelo. Los árboles caducifolios requieren un poco más de tierra para ser reemplazados, cerca de dos tercios para árboles más jóvenes y la mitad para árboles adultos.

También tendrá que limpiar el sustrato viejo de las raíces. La forma más fácil de hacerlo es «peinándolos» suavemente. A veces los palillos de bambú o un rastrillo de raíz pueden ser útiles en este proceso.

Comience a limpiar las raíces en la parte inferior, prestando mucha atención a no dañar las raíces finas y delgadas. Mueve las raíces hacia arriba mientras trabajas verticalmente, ya que crecerán en todas las direcciones.

Una vez que el sustrato ha sido reemplazado y sus raíces han sido limpiadas de sustrato viejo, podemos comenzar la siguiente etapa del trasplante.

Poda de raíces

La Poda de raíces, lo que estimulará el crecimiento de nuevas raíces. Comience por extender las raíces más delgadas y luego comience el proceso de poda con las raíces largas, gruesas, entrelazadas y de crecimiento ascendente.

A continuación podar las raíces gruesas que crecen verticalmente hacia abajo. Dado que hay una cantidad limitada de espacio en la maceta y las raíces absorben el agua de sus puntas, es mejor mantener una abundancia de raíces delgadas y podar las más gruesas.

Poda de raices bonsai

Necesitaremos determinar la altura de las raíces superficiales expuestas y podar cualquiera por encima de ese nivel. A continuación, repartir uniformemente las raíces en múltiples direcciones comenzando por la superficie del sustrato.

Por último, podar las raíces que no sean necesarias para la planta.

Una vez que hayamos terminado el reemplazo del sustrato y la poda de raíces, estaremos listos para trasplantar su bonsai. Necesitaremos cubrir el agujero de drenaje en la base de la maceta del bonsai con una rejilla, que mantendrá insectos fuera de nuestra ceramica.

Luego, necesitamos colocar los alambres que serán usados para sujetar su árbol, de manera que no quede suelto.

preparación maceta bonsai

Después, el árbol se coloca firmemente encima del sustrato. Una vez que se haya asegurado de que no hay espacio entre el árbol y el sustrato, procedemos a realizar la sujeción con los alambres.

Sujección del bonsai a la maceta

Cuando coloquemos el árbol en la maceta, debemos determinar cómo colocar el árbol de forma que la mejor visión sea de frente.

Necesitaremos usar la imaginación y tratar de imaginar cómo se verá el árbol a medida que el tronco y las ramas vayan creciendo, teniendo en cuenta cual será la vista frontal de nuestro Bonsai.

colocar el bonsai

Una vez que su árbol esté colocado, continúe agregando sustrato hasta que todos los huecos estén llenos y su suelo esté nivelado.

Nos ayudaremos con un palillo para eliminar las capas de aire y que el sustrato quede compacto.

Ayudese golpeando suavemente el lado de la maceta mientras agrega la tierra, para que se asiente y llene los huecos correctamente.

Puede agregar grava o musgos en el suelo de la superficie para ayudar a evitar que se vuelque después del riego. Finalmente, regaremos con agua hasta que el agua salga limpia por los agujeros de drenaje.

sujección del bonsai

Durante las próximas dos o tres semanas, mantenga su bonsái recién trasplantado en un área luminosa y a la vez sombreada, teniendo cuidado de evitar la luz solar directa o el viento.

No lo abone hasta que las raíces crezcan y asegúrese de que el sustrato siempre esté humedo.