Tipos de Acodos

El acodo es un método para crear nuevos bonsáis o duplicar los árboles o arbustos que, en su estado o estatura presentes, son indeseables o inadecuados para el cultivo del bonsái por su forma.

El bonsái se puede crear de las ramas bien formadas de árboles completamente adultos, el bonsai de mala calidad puede tener secciones deseables que, separadas del resto del árbol, obtendremos material de buena calidad con un nebari que previamente debemos seleccionar.

El acodo es también un método sencillo de propagación que, aunque no se utiliza en Occidente muy a menudo, ha sido usado en China y Japón durante siglos. Para algunas especies como Acer Palmatum y Azaleas, el acodamiento es la forma más confiable de crear nuevas poblaciones vegetales.

El principio del acodo en todas sus formas es dañar la madera del árbol padre, de modo que el flujo de nutrientes desde las raíces hasta el acodo se mantenga intacto, mientras que el flujo de retorno de las hojas desde el acodo a las raíces del árbol se interrumpe.

corte para acodo

La parte lesionada de la corteza se cura lentamente, formando un callo desde el cual los brotes adventicios son capaces de formar nuevas raíces en el medio de cultivo. La energía alimenticia que las hojas producen va a la construcción de las propias raíces nuevas. Cuando el acodo aéreo tiene suficientes raíces , puede separarse del árbol y entonces tendremos nuestro nuevo bonsai listo para plantarlo y trabajarlo.

El acodamiento debe realizarse siempre en primavera, cuando el primer brote de hojas han madurado en el árbol.

Acodo en tierra

Esta forma de acodar imita el proceso por el cual algunas especies se propagan naturalmente. Las ramas bajas de algunas plantas entran en contacto con el suelo a medida que se alargan y se sobrecargan con su follaje; a partir de estos puntos, los brotes adventicios producen raíces en el suelo y el sistema radicular eventualmente se establece lo suficiente para sostener la rama como una planta por sí misma.

acodo en tierra

Las especies adecuadas para este tipo de acodos en suelo incluyen Acer, Azaleas, Berberis, Buxus, Chaenomeles, Chamaecyparis, Cotoneasters, Euonymus, Forsythia, Hedera y Wisteria.

Para crear capas de tierra artificialmente, trate de encontrar un crecimiento bastante joven que toque el suelo; haga un corte hacia arriba en la parte inferior de la corteza donde se requieren las raíces. Espolvoree con la hormona de enraizamiento y envuelva la herida con musgo esfagnum con un cordón largo. La sección de la rama a enraizar ahora necesita ser enterrada superficialmente en el suelo y fijada en su lugar con un trozo de alambre en forma de «U».

técnica de acodo en tierra

Este proceso debería llevarse a cabo en primavera y dejarse durante al menos tres meses para garantizar que la zona se mantenga húmeda. Si la capa no ha logrado arraigar después de 3 meses, vuelva a taparla y déjela hasta finales de verano. Si todavía no ha arraigado en este momento, vale la pena dejarlo en la misma posición hasta la siguiente primavera. Una vez arraigada con éxito, la nueva planta puede ser retirada y plantada.

No esté demasiado ansioso por separar el acodo, es mejor dejarlo intacto hasta que haya suficiente sistema de raíces para poder separarlo, en lugar de removerla demasiado pronto y verla morir lentamente.

Acodo Aéreo

El acodo aéreo es similar a el acopdo en tierra, excepto que utiliza ramas que están creciendo del suelo y por lo tanto el punto de corteza/raíz dañado tiene que ser envuelto con un medio de cultivo envuelto en plastico (o similar). Las ramas de unos 4cm. o de más diámetro se pueden arraigar con éxito conduciendo a la posibilidad de crear nuevas plantas con gran potencial para el bonsai.

Las ramas de árboles adultos tienen un crecimiento particularmente vigoroso y pueden ser podadas en temporadas sucesivas para formar troncos gruesos para la creación de un bonsai, usando la técnica de acodo aéreo.

Acodo aéreo

En el caso de los árboles caducifolios, el acodo aéreo se realiza entre abril y mayo, a medida que el nuevo crecimiento se endurece y cambia su color estival. Para los árboles de hoja perenne, el acodo aéreo se debe dejar hasta un poco más tarde; desde finales de abril hasta julio.

Hay dos métodos a realizar sobre el árbol padre para que las raíces crezcan. La técnica más utilizada es el «ring-barking». Use un cuchillo afilado para cortar dos ranuras paralelas por lo menos 2 veces el diámetro de la rama alrededor de su circunferencia. Retire el anillo de corteza entre estos dos cortes y la capa de cambium .

Haga el punto de corte del anillo justo debajo de la sección de la rama del árbol padre donde queremos que crezcan raíces, si es posible, trate de hacer el punto de corte del anillo justo debajo de un nudo de una hoja vieja, ya que contendrá muchos brotes nuevos.

No se tiente a dejar una tira de corteza a través del anillo-barking, ya que esto puede permitir al árbol padre cree un puente sobre el acodo y no se producirán nuevas raíces. Por la misma razón, asegúrese de que el anillo-barking sea lo suficientemente ancho para que el árbol padre no pueda cerrar la herida o corte mientras sana.

El cambium debe ser completamente eliminado; esto significa eliminar toda la capa verde debajo de la corteza, así como cualquier otro material blando y blanco, dejando sólo la madera blanca «brillante» debajo de la capa de cambium.

Una de las principales razones por las que los acodos aéreos fallan es cuando el cambium no se elimina completamente. Con muchas especies, el árbol intentará crear un puente sobre el anillo-arco; esto es más fácil para el árbol que producir un nuevo sistema de raíces. Dejar intencionadamente un «puente» de cambium como se recomienda y se prueba ocasionalmente, es una manera segura de asegurar que el árbol no tenga que producir nuevas raíces.

El método alternativo al ring-barking es el torniquete. Esto es adecuado para especies que son incapaces de hacer frente a la eliminación de un anillo completo de corteza. Un pedazo de alambre es envuelto muy apretadamente alrededor de la rama debajo del sitio de enraizamiento propuesto, a medida que la rama crece, el torniquete muerde la corteza y luego la capa de cambium interrumpe lentamente el flujo de nutrientes desde las hojas hasta las raíces. El método del torniquete, sin embargo, es más lento de trabajar y las especies más vigorosas pueden crear un puente sobre el torniquete a medida que crecen, resultando en una falta de raíces.

torniquete en acodo

Con ambos métodos, espolvoree la sección que se va a enraizar con la hormona de enraizamiento y envuelva firmemente el musgo esfagnum húmedo alrededor de toda la zona. El musgo esfagnum se mantiene en posición con una bolsa de plástico transparente. Ate la bolsa firmemente y haga un pequeño agujero en la parte superior para facilitar el riego.

acodo aéreo finalizado

Mientras espera a que el acodo aéreo llegue a enraizar, asegúrese de que el musgo se mantenga húmedo. Después de entre 3 semanas y 3 meses, dependiendo de la especie, las raíces blancas se verán crecer dentro de la bolsa. Deje que la bolsa se llene por completo con raíces, asegurándose de que el musgo se mantenga húmedo en todo momento. Cuando las raíces han madurado y se han vuelto marrones, el acodo se puede dar por finalizado.

descubriendo el acodo aéreo

Retire la bolsa de plástico pero deje el musgo en su lugar ya que las raíces se dañan muy fácilmente en este punto. Retire la mayor cantidad posible de la rama debajo del nuevo cepellón y coloque el acodo en una maceta de Bonsai como si de un trasplante se tratase. Asegúrese de que su nuevo árbol esté atado en su lugar con cuerda, alambre o rafia para evitar que se balancee con el viento y dañe el nuevo sistema radicular. Mantenga su nuevo Bonsai a la sombra y rocíe regularmente hasta que se establezca unos 15 días.

Protección invernal para acodos aéreos

Parece haber un pánico generalizado en lo que respecta al invierno y a los acodos aéreos. El frío y las heladas no dañarán el acodo aéreo. El acodo aéreo en sí mismo es sólo una herida provocada por nosotros.

Cualquier raíz nueva que esté creciendo en el acodo será igual de susceptible a los extremos del frío que las raíces en un bonsai. Sin embargo, están aislados en esfagno. Si las nuevas raíces se dañan o mueren durante el invierno, serán reemplazadas en primavera cuando el árbol padre empiece a brotar de nuevo.

El árbol nuevo (producidos por el acodo) debe ser separado por lo menos 6 semanas antes de las primeras heladas, esto permite a las raíces nuevas tiempo suficiente para crecer y fortalecerse antes del invierno. Si no hay raíces suficientes en un acodo para separarlo en otoño, lo dejaremos hasta la primavera siguiente.

acodo aéreo retirado

Los géneros/especies adecuados para el método del torniquete incluyen:

Abies, Acer, Cedrus, Cercis, Chamaecyparis, Cornus, Fagus, Juniperus, Larix, Lonicera, Malus, Picea, Pieris, Pinus, Podocarpus, Prunus (no use alambre de cobre), Pyrus, Quercus (con dificultad), Azaleas y Rododendro, Stewartia, Taxodium, Taxus, Thuja, etc., etc., etc.).

Entre los géneros/especies aptos para el método de acodos aéreos se incluyen:

Acers (variedades de hojas rojas pueden ser muy lentas para arraigar) Berberis, Buxus, Camellia, Carpinus, Cornus kousa, Corylus heterophylla, Cotoneaster, Cryptomeria, Gingko, Hamamelis japonica, Hedera, Jasminium, Juniperus, Ligustrum, Lonicera, Morus, Magnolia stellata, Myrtus, etc.).

No obstante cualquier árbol ya adulto con brotes nuevos es propenso a poder realizarle el acodo aéreo con posibilidades altas de éxito.