Defoliar un Bonsai

El bonsái es un arte practicado en miniatura, logrado a través de técnicas desarrolladas durante siglos. Sus reglas están diseñadas para regular la forma y el ritmo de crecimiento. El objetivo final del bonsái es crear equilibrio, armonía y placer estético, a continuación veremos como defoliar un bonsai.

Defoliar un bonsai es una técnica que se utiliza principalmente para reducir el tamaño de las hojas. También puede estimular el crecimiento y aumentar el número de hojas con el tiempo. La defoliación también estimula la producción de nuevas ramas delicadas, lo que permite el doble de crecimiento en una sola temporada de crecimiento.

La defoliación no debe practicarse en ninguna especie de hoja perenne. Úsalo sólo con bonsai caducifolio. La higuera, el arce, el roble, el haya, el espino y el olmo son sólo algunas de las especies que responden bien, dependiendo de la experiencia y habilidad del Bonsaísta.

Cuándo y Cómo Defoliar un Bonsai

Antes de emprender esta técnica desafiante, asegúrese de que el árbol esté sano y vigoroso. Los árboles recogen nutrientes, humedad y oxígeno a través de la fotosíntesis. Junto con el sistema de raíces, las hojas ayudan a que el árbol crezca. Defoliando se limita esta capacidad de crecimiento y es un choque para el sistema del árbol. Si el árbol no está saludable para empezar a realizar esta técnica, defoliarlo puede matarlo o hacerlo vulnerable a una gran cantidad de enfermedades.

Estudie el árbol cuidadosamente antes de defoliarlo. Cualquier rama débil se debilitará aún más con esta técnica y deberá dejarse que brote, crezca hojas y se fortalezca. Para aquellos que son nuevos en la práctica, lo mejor es defoliar sólo un tercio del árbol en un momento dado hasta que la experiencia y la confianza aumenten con el tiempo.

Las hojas y los brotes a veces se pueden pinzar con los dedos, pero es mejor tener un buen par de tijeras de poda afiladas para asegurarse de que los cortes estén limpios y sanen bien. Mantenga las tijeras limpias limpiándolas con antiséptico o alcohol antes y después de cada uso para evitar la transmisión de bacterias a las heridas.

No intente esta técnica durante las temporadas latentes de primavera, otoño e invierno. Defoliaremos nuestro bonsái en el verano, cuando las hojas están creciendo. El momento exacto variará según la especie.

Defoliación parcial

El defoliado parcial es mucho menos «dañino» para nuestro árbol que la defoliación total por dos razones. En primer lugar, el problema de la eliminación de las hojas se realiza a lo largo de la temporada de crecimiento, generalmente comenzando en mayo y terminando a finales de agosto. En segundo lugar, sólo se retira una parte de las hojas, dejando muchas hojas más pequeñas para realizar la fotosíntesis.

Comience recortando las hojas más grandes, que generalmente se encuentran en las puntas de las ramas. Esto permitirá que más luz llegue a las ramas más pequeñas en el centro y partes inferiores del árbol y estimulará un crecimiento más vigoroso. Más crecimiento significa más oportunidades de formar y entrenar el bonsai. Continúe quitando sólo las hojas más grandes a medida que avance la temporada de crecimiento. Las hojas más pequeñas las reemplazarán hacia el final del verano.

Defoliar parcialmente

Después de haber defoliado parcialmente su bonsái, colóquelo en un lugar soleado y dele abundante agua para que se recupere.

La defoliación parcial se considera generalmente la mejor técnica para los principiantes. Hay menos posibilidades de cometer un error crítico en la forma y salud del árbol, y los errores que se cometen son más fáciles de corregir. La reacción del árbol a la pérdida de hojas también se puede medir haciendo defoliación parcial en lugar de completa.

Defoliación completa

La defoliación completa es la eliminación de cada hoja del árbol. Espere hasta que las hojas nuevas se hayan «endurecido». El endurecimiento se produce cuando las hojas pierden su tierno color verde y se tornan más brillantes, duras y oscuras.

Cortar cada hoja en su base, dejando atrás el tallo (pétalo). Cuando aparecen nuevos brotes y comienzan a salir, los pecíolos se secan y se caen solos. Cuando todas las hojas hayan desaparecido, será más fácil estudiar la estructura real del árbol.

Defoliación completa

Después de la defoliación completa, colocar el bonsai en sol y semi-sombra y así permitir que se recupere. Necesitará menos agua después de la defoliación porque no hay hojas que alimentar. En aproximadamente 3-6 semanas, comenzarán a aparecer nuevos brotes. El tiempo que toma depende de la especie. Poco después de eso, las hojas se desplegarán. Por último, las hojas serán más pequeñas porque tendrán menos tiempo en la época de crecimiento para desarrollarse.