Bonsai Ficus

Principales Especies de Ficus

Ficus es un género enorme con aproximadamente 850 especies. Muchas de estas especies responden bien a la poda drástica y a las restricciones del crecimiento de los bonsais. Aquí os mostramos algunas de las especies más populares de Bonsai Ficus:

Ficus Benjamina

Tiene hojas ovaladas verde oscuro y un curtido característico que le dan al Bonsái Ficus una exuberante visión tropical. Ficus Benjamina es una de las especies de Ficus más fáciles de cuidar, pero debe reducirse gradualmente. Los cortes duros de tronco a menudo acaban con la vida de nuestro Bonsai.

Ficus Macrophylla

Los expertos en Bonsai aman el «Morton Bay Fig» debido a las flores rojas-naranjas preciosas que produce en primavera. Es también un gran bonsai para el cultivo de raíces aéreas y responde bien a la poda dura y reducción severa. Y de todas las especies de Ficus, es la menos propensa a dejar caer sus hojas.

Ficus Salicifolia

También conocido como el higo de hoja estrecha o «Willow Leaf», Ficus Salicifolia tiene hojas estrechas que producen una gran ramificación de ramas. Este Bonsai Ficus también es apreciado por sus fuertes raíces que hacen hermosas formaciones radiculares aéreas.

Ficus Retusa Microcarpa

El Banyan chino tiene hojas ovaladas, de color verde oscuro como el Ficus Benjamina, pero sus hojas son más brillantes y mucho más grandes. Y es mucho más adecuado para cultivadores principiantes. Responde muy bien a una severa reducción y poda dura y se recupera fácilmente ante malas condiciones de cultivo, cuidados inconsistentes y otros errores de principiantes.

Riego

El Bonsai Ficus es una planta tropical, húmeda, pero debe tener cuidado de no regarla excesivamente. Los bonsais Ficus necesitan secarse entre los riegos. Una vez al día, mete el dedo en la tierra en la maceta de tu bonsai. Cuando el sustrato esté completamente  seco, tu Ficus estará listo para regarlo. Debe regarse hasta que el agua drene por los agujeros de drenaje. Recuerde revisar el sustrato de su Ficus con frecuencia. El sustrato no debe permanecer seco durante mucho tiempo.

Aunque les gusta el sustrato seco periódicamente, el Bonsai Ficus necesita humedad. El exceso de agua del riego periódico se evaporará lentamente y mantendrá el aire alrededor de su Ficus húmedo. Para aumentar aún más la humedad, rocíe las hojas de su planta Ficus cada vez que riegue.

Bonsai Ficus

Abono

Abone su Bonsai Ficus durante la temporada de crecimiento cuando esté brotando activamente. Abone una vez cada dos semanas en caso d fertilizante liquido, según la dosis del fabricante. Alternar entre un fertilizante balanceado para plantas de interior y un fertilizante con alto contenido de nitrógeno aplicado a la mitad de la fuerza recomendada. Cuando use un fertilizante balanceado o con alto contenido de nitrógeno, siga las instrucciones del fabricante para los métodos de aplicación. También podemos usar abono orgánico de liberación lenta.

Alambrado

Alambre las ramas de su Bonsai Ficus cuando tengan al menos  2cm. de grosor. Revise con frecuencia las ramificaciones alambradas. Revise y quite todos los alambres antes de que se claven en el tronco o la corteza, ya que, el ficus es una especie que engrosa muy rápidamente.

Poda

El bonsái ficus responde bien a la poda. La poda de ramas se puede hacer en cualquier momento del año, dentro o fuera de la temporada de crecimiento. Los bonsaistas avanzados permiten que su ficus crezcan y después podan severamente para producir plantas con un nebari mucho mas conseguido. Sin embargo, solamente los expertos bonsaistas deben intentar esto con el Ficus Benjamina. Es propenso a morir cuando se poda de manera drástica.

El Bonsai Ficus puede ser defoliado por completo, pero debemos asegurarnos que goza de plena salud antes de aplicar dicha técnica, ya que de lo contrario, si defoliamos nuestro ficus enfermo o en estado débil, acabaremos provocando la muerte de nuestro árbol. Dicha técnica es utilizada con el fin de reducir el tamaño de las hojas.

ficus retusa bonsai

Trasplante

Un bonsai Ficus saludable debe ser trasplantado una vez cada dos años. Pero no te ciñas rígidamente al calendario. El bonsai Ficus es un árbol de crecimiento lento aunque es propenso a brotes periódicos. Si después de un año notamos que las raíces crecen fuera de la maceta, trasplantaremos antes de tiempo.

El mejor tiempo para trasplantar su Bonsai Ficus es a principios de la primavera o mediados del verano. Retire con cuidado el Ficus de su maceta, sacando las raíces. Llenaremos el nuevo recipiente con el nuevo sustrato y le haremos una sujeción para evitar que las corrientes de aire muevan nuestro bonsai. Riegue profundamente después del trasplante. Ubicaremos nuestro Ficus en un lugar sombreado donde sólo reciba luz solar indirecta. Dale tres semanas para recuperar sus raíces y luego lo moveremos de nuevo a su antigua ubicación donde reciba bien el sol de forma directa.