Bonsai Arce Japonés

Nombre científico/botánico

Acer palmatum

Descripción

El árbol de arce japonés ó arce palmatum es autóctono de Japón. A medida que el árbol madura, las hojas cambian de color. Comienzan con un color verde, luego cambian a naranja y terminan con un color rojo intenso. Las ramas del árbol son flexibles, haciendo que el árbol se adapte bien al entrenamiento de los bonsai.

Ubicación

El Bosai Arce Palmatum no pueden tolerar la luz solar directa en verano. Los árboles maduros pueden tolerar períodos cortos de congelación, pero deben protegerse de las heladas severas.

Riego

El suelo del árbol de arce japonés debe mantenerse uniformemente húmedo. Se necesita un riego más frecuente mientras el árbol crece activamente. Riegue el árbol diariamente desde mediados de la primavera hasta finales del verano. Riegue según sea necesario durante la temporada de invierno para evitar que el suelo se seque.

Abono

Abonaremos a nuestro Arce Japonés cada dos semanas durante la primavera y el verano. Durante el otoño, alimente al árbol con un fertilizante que no contenga nitrógeno. No se abonará durante el invierno.

Poda de hojas y ramas

Para reducir el tamaño de las hojas, podarlas durante los períodos de crecimiento activo. Esto también servirá para intensificar los colores de las hojas en el otoño. Pellizque los brotes de árboles nuevos regularmente para mantener el estilo deseado y fomentar una ramificación óptima. Las ramas principales se podan mejor en invierno.

Medio de reproducción y cultivo

Se puede plantar árboles jóvenes una vez al año. Los árboles que tienen más de 10 años de edad deben volver a plantarse en un calendario trienal.El trasplante debe realizarse en primavera antes de la apertura de las yemas. La arcilla japonesa del akadama es el mejor suelo para cultivar el árbol.

Alambrado Si es necesario alambrar el árbol, debe realizarse en verano cuando el árbol tiene todas sus hojas. El alambrado no se debe dejar puesto por más de seis meses, y la rafia se puede usar para proteger la corteza.

Bonsai Arce Palmatum

Para la mayoría de los entusiastas de los bonsais, el arce japonés es extremadamente popular. Es un árbol hermoso de bonsai y  mucha gente esquematiza su imagen en su cabeza al hablar de bonsais. Es un tipo altamente recomendado de árbol para aquellos que están apenas comenzando la afición del bonsai. El arce japonés no requiere mucho mantenimiento y cuidado. También, el arce japonés ,es un maravilloso elemento decorador en nuestro jardín por su apreciada belleza. Es especialmente bella durante los meses de otoño porque las hojas se tornan en magníficos tonos rojos, dorados y anaranjados. Seleccionando el perfecto Bonsai de Arce Japonés

El arce japonés es uno de los árboles más diversos de bonsai disponibles. Hay sobre 300 diversos tipos diferentes de arces disponibles.

Hay cinco factores primarios a considerar sobre cuando viene a seleccionar el tipo de arce que más nos conviene.

El primer factor es seleccionar una variedad de arce japonés que pueda aclimatarse al clima geográfico en que nos encontramos.

El segundo factor es cómo de grande queremos nuestro Arce. Los arces japoneses vienen en diversas formas y tamaños. Algunos crecen mucho más que otros. Si deseamos podar el arce japonés una o dos veces al año, es fácil  mantener un cierto tamaño. Sin embargo, sino queremos podar el árbol muy a menudo, es mejor seleccionar un arce japonés  que crecerá a un cierto tamaño que quepa en el espacio asignado para nuestro árbol.

El tercer factor es donde va a ser plantado o situado.¿ Va a recibir luz solar directa todo el tiempo o se quedará a la sombra en su mayoría?

La mayoría de los arces necesitan sol en la mañana y sombra en la tarde. Los arces no pueden estar en un día a pleno sol en verano.

El cuarto factor se relaciona con el tercer factor y está en respuesta a la exposición del sol. Nuestro árbol no tolera las grandes ventiscas ni las largas exposiciones al sol directo.

El último factor a considerar es el color de las hojas. Algunas personas prefieren las hojas verdes, algunas como hojas rojas, etc.. Los árboles con hojas verdes del arce pueden soportar temperaturas más calientes y más exposición de la luz del sol que los arces japoneses que tienen hojas rojas.

Cuidados

Al igual que todos los otros árboles de  bonsai disponibles, los arces japoneses requieren la humedad constante. Sin embargo, es importante que nuestro acer palmatum no se sobresature pues esto puede causar daño a las raíces, incluyendo putrefacción y descomposición. Demasiada agua también puede causar el inicio del moho, que es una ocurrencia común con los arces que se han sobresaturado. También no requieren mucha luz del sol, en comparación con otras variaciones de árboles. Debería estar en un área para que aún pueda tener sombra. Por último, es importante abonar nuestro arce. Aplique el fertilizante o abono desde finales de la temporada invernal hasta principios de la primavera. No se recomienda añadir fertilizante o abono después de que el árbol haya sido trasplantado o en algún momento durante los meses de verano.

Cómo crear un bonsai Arce Palmatum

Al crear un Arce Palmatum, la primera cosa a hacer es elegir una rama que tenga una estructura y una forma que sea agradable. Luego necesitamos recoger todos los materiales necesarios, incluyendo un par de tijeras afiladas o un cuchillo, musgo esfagnum que  remojado en agua por un mínimo de 15 minutos, una cuerda, hormonas de enraizamiento, y cualquier tipo de decoración adicional para agregar. Luego, debemos cortar completamente alrededor de la rama seleccionada donde las raíces van a brotar y luego hacer otro corte un poco más abajo del primer corte. Posteriormente, haremos un corte para conectar estos cortes. A continuación, pelar la corteza situada entre los cortes. Esta debería ser una tarea fácil.

Es importante asegurarse de que no quede ninguna capa de cambium. Luego, espolvoree el corte con un poco de  hormona de enraizamiento y a continuación envuelva toda el área usando el musgo esfagnum, luego el plástico, y luego use la cuerda para atarlo todo en su lugar. El musgo necesita mantenerse mojado y en unas pocas semanas deberían salir algunas raíces a través de la cubierta plástica. Una vez que las raíces empiecen a volverse más gruesas, separe este nuevo árbol cortando justo debajo de las raíces. Tome el contenedor para el nuevo árbol y llénelo parcialmente con tierra superior. Desenvuelva cuidadosamente el plástico del nuevo árbol. Asegúrese de no estropear las raíces nuevas. Luego agregue el nuevo sustrato.

El arce japonés, encontrado principalmente en jardines al aire libre, es una de la mejor especie de árboles para crear bonsais. Es un árbol de bonsai extremadamente compacto y es conocido por su delicado follaje y hermosos tonos de rojos y dorados en las hojas. Muchos se enamoran instantáneamente del arce palmatum.

Con más de 300 especies diferentes de este tipo de árbol todas con su propia forma, tamaño y color únicos de la hoja, cualquier tipo de bonsai que decidamos trabajar proporcionará resultados magníficos!